A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Cuidado del brazo después de un ataque cerebral

¿Qué es el cuidado del brazo después de un ataque cerebral?

Muchas de las personas que experimentan un ataque cerebral quedan con problemas en uno de sus brazos. El cuidado adecuado del brazo después de un ataque cerebral puede ayudar a tratar estos problemas que usted tiene. También puede ayudar a prevenir que aparezcan problemas nuevos. El cuidado del brazo después de un ataque cerebral incluye técnicas tales como una correcta posición del brazo.

Un ataque cerebral se produce cuando hay parte del cerebro que no recibe oxígeno. Esto puede suceder si un vaso sanguíneo del cerebro se bloquea o si tiene una hemorragia dentro de su cerebro. Eso hace que algunas de las células de su cerebro mueran.

Los ataques cerebrales suelen causar parálisis (hemiplejia) o debilidad (hemiparálisis) de uno o más de los músculos de su brazo u hombro. Podría sentir sus músculos tensos en vez de débiles (espasticidad). En general, un ataque cerebral podría aumentar o reducir la tensión normal (tono muscular) de estos músculos. También es posible que sienta entumecimiento (adormecimiento) en su brazo o que disminuya su sensibilidad.

El hombro es una de las principales zonas con problemas después de un ataque cerebral. El omóplato (escápula) y el hueso de la parte superior del brazo (húmero) se juntan para formar la articulación del hombro. Esta articulación tiene la forma de una bola y un hueco. Cuando se presentan problemas con los músculos del hombro, esa articulación se puede dislocar (salirse de su lugar) parcialmente debido al peso de su brazo. Esta separación parcial (subluxación) causa la caída de su hombro.

La subluxación puede causarle dolor con el movimiento y la sensación de que su hombro está salido de la articulación. Los músculos, los tendones y los ligamentos pueden estirarse en exceso. Esos problemas musculares pueden ocasionar otros problemas con su hombro también, como una reducción en la amplitud de movimiento. Algunos de los músculos también podrían acortarse en forma permanente. A esto se le llama contractura.

El cuidado adecuado del brazo luego de un ataque cerebral ayuda a prevenir y tratar estos problemas. El cuidado del brazo puede incluir ubicar los brazos en la posición adecuada, usando dispositivos como un cabestrillo o una férula y tomando medidas para prevenir que se produzcan más lesiones durante la rehabilitación.

¿Por qué podría necesitar cuidado del brazo después de un ataque cerebral?

Si usted ha tenido un ataque cerebral, es muy probable que necesite algún tipo de tratamiento para su brazo mientras recupera su función. La mayoría de las personas que tienen un ataque cerebral necesitan tratamiento para problemas musculares de su brazo u hombro, y es común sentir dolor de hombro. Con frecuencia, este tratamiento se inicia apenas terminado el ataque cerebral. Aun si usted solamente tuvo un daño mínimo a causa del ataque, el cuidado adecuado del brazo puede ayudar a prevenir problemas en el futuro.

Por ejemplo, es importante que coloque correctamente su brazo, porque es posible que no tenga buena sensibilidad en su brazo y su hombro. Es fácil dañarse el brazo sin saberlo si no tiene su brazo en la posición correcta. Algunas personas siguen teniendo dolor en el hombro y problemas en el brazo meses después de un ataque cerebral. Esto puede requerir rehabilitación y tratamiento específicos.

¿Hay algún riesgo asociado con el cuidado del brazo después de un ataque cerebral?

No existen riesgos en relación con el cuidado del brazo después de un ataque cerebral.

¿Cómo me preparo para el cuidado del brazo después de un ataque cerebral?

Aprenda todo lo que pueda sobre su plan de tratamiento. Su proveedor de atención médica colaborará con usted para diseñar un plan de tratamiento específico para sus necesidades. Posiblemente, usted deba trabajar con un fisiatra. Es un médico que se especializa en la medicina de rehabilitación. Probablemente trabaje con un fisioterapeuta. Se trata de un profesional que le puede enseñar ejercicios seguros para mejorar la fortaleza, la resistencia y la amplitud de movimiento de su brazo, hombro y mano. Un terapeuta ocupacional puede ayudarle a aprender a recuperar su capacidad de realizar movimientos cotidianos usando su brazo. Esto puede incluir utilizar dispositivos auxiliares, como por ejemplo sujeciones especiales o apoyabrazos.

Tenga en cuenta que su plan de tratamiento irá cambiando a medida que usted se recupere. Hable con los miembros de su equipo médico sobre cómo está progresando. Si un ejercicio le causa dolor, deje de hacerlo y avise enseguida.

¿Qué sucede durante el cuidado del brazo después de un ataque cerebral?

La prevención de la subluxación es uno de los objetivos más importantes del cuidado del brazo después de un ataque cerebral. Para evitar este problema, usted debe proteger su brazo a la altura de la articulación del hombro.

Necesitará controlar la articulación del hombro cuando esté en movimiento. Es importante que todos sus cuidadores conozcan las maneras adecuadas para ayudarle. Nadie debería jalarle del brazo. Puede tener daños si apoya o lo sostienen por su axila a modo de soporte para ponerse de pie o caminar. En cambio, sujete su brazo afectado y use su brazo sano para ayudarse a levantarse.

Su tratamiento también puede incluir elementos de sujeción. Puede que necesite llevar su brazo en un cabestrillo o un arnés después de su ataque cerebral. Eso sujetará su brazo y ayudará a prevenir más daño. Si está en una silla de ruedas, el apoyabrazos de la silla también puede ayudar. Otros dispositivos incluyen cojines o bandejas especiales para usar sobre el regazo. Es posible que necesite usar estos elementos por algunas semanas o más tiempo.

Otros tipos de posiciones correctas después de un ataque cerebral incluyen lo siguiente:

  • Cuando se acueste sobre su lado no afectado, use una o dos almohadas para apoyar su cabeza. Su hombro afectado debería quedar hacia adelante, con el brazo apoyado sobre otra almohada.

  • Cuando se acueste sobre su lado afectado, use una o dos almohadas para apoyar su cabeza. Su hombro afectado debe quedar en una posición cómoda.

  • Cuando esté sentado, hágalo bien contra el respaldo de la silla. Coloque sus brazos hacia adelante sobre dos cojines sobre una mesa. Sus pies deben estar planos sobre el suelo.

  • Cuando se acueste boca arriba, coloque tres almohadas para apoyar tanto sus hombros como su cabeza. Coloque su brazo afectado sobre una almohada.

  • Cuando se siente en la cama, hágalo derecho y bien apoyado en almohadas. Coloque los dos brazos sobre almohadas. (Esto generalmente se recomienda solo por un tiempo corto).

Su fisioterapeuta puede recomendarle otras posiciones que son seguras y cómodas para usted. También puede comenzar ejercicios de fisioterapia con usted. Esos ejercicios le ayudarán a recuperar la fuerza y la flexibilidad de sus músculos afectados. Podrían incluir estiramientos de los músculos, ejercicios de fortalecimiento y ejercicios para mejorar la amplitud de movimiento.

¿Qué sucede tras el cuidado del brazo después de un ataque cerebral?

Algunas personas recuperan totalmente el uso de su brazo en las semanas que siguen a un ataque cerebral. Muchas otras todavía tendrán algo de debilidad, dolor y otros problemas con su brazo. Usted posiblemente continúe beneficiándose al hacer terapia para su brazo. Su equipo médico puede adaptar su plan de tratamiento a sus necesidades.

Si usted continúa teniendo problemas con su brazo, su equipo de atención médica podría probar con otros tratamientos, por ejemplo:

  • Terapia de movimiento inducido por restricción. Se trata de usar mucho su brazo afectado y no usar su brazo no afectado. Podría ayudarle un terapeuta. O podría ser asistido por un robot.

  • Inyecciones de toxina botulínica. Pueden ayudar a reducir la rigidez de los músculos del brazo.

  • Estimulación eléctrica muscular. Es posible que traten con electricidad los músculos debilitados de su brazo u hombro. Esto puede ayudar a fortalecer su brazo debilitado.

  • Estimulación eléctrica cerebral. Puede hacerse durante los ejercicios de rehabilitación, y puede ayudar a aumentar la movilidad.

  • Imágenes motoras. Este método puede ayudar a mejorar el uso del brazo.

  • Ejercicios de biorretroalimentación. Pueden ayudarle a recuperar la movilidad y reducir el dolor.

  • Medicamentos calmantes del dolor (analgésicos). Pueden ser necesarios para aliviar el dolor de hombro si hubo una subluxación.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.

  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.

  • Qué resultados esperar y qué significan.

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.

  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.

  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.

  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.

  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.

  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.

  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.

  • A quién llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.

Revisor médico: Kang, Steven, MD
Revisor médico: Turley, Ray, BSN, MSN
Última revisión: 12/1/2018
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.