Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Cuidado de la espalda: posturas para dormir

Una buena postura protege la espalda cuando está sentado, parado y caminando. También es importante al dormir. Mantenga las orejas, los hombros y las caderas alineados. Pruebe seguir los siguientes consejos. Además, asegúrese de seguir las recomendaciones que le dé su proveedor de atención médica.

Si se acuesta boca arriba

Hombre acostado boca arriba en la cama con almohadas debajo de las piernas.
Ponga almohadas debajo de las piernas, desde los muslos hasta los tobillos.

Pregunte a su proveedor de atención médica qué tan firme debe ser su colchón.

  • Encuentre una posición que le permita tener la espalda bien alineada y que resulte cómoda.

  • Llene los espacios entre el cuerpo y el colchón con almohadas.

  • Nunca duerma boca arriba sin doblar las piernas.

  • Nunca duerma boca abajo.

Si se acuesta de lado

Hombre acostado de lado en la cama con una almohada entre las rodillas.
Apoye la parte superior del cuerpo y la pierna de arriba en almohadas.

  • Doble las rodillas.

  • Ponga una almohada entre las rodillas para aliviar la tensión en la cadera y en la columna.

  • Duerma en una superficie firme.

Cómo voltearse en la cama

  • Si cambia de posición, tendrá que mover las almohadas. Esto puede convertirse en algo tan natural que casi ni se despertará.

  • Cuando se dé la vuelta en la cama, mueva todo el cuerpo, como si se tratara de una sola unidad.

  • Tense los músculos del estómago. Doble las rodillas ligeramente en dirección al pecho.

  • Deslícese hacia un lado, manteniendo alineados las orejas, los hombros y las caderas. Tenga una almohada entre las piernas.

  • Intente no doblarse ni girar por la cintura.

Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Thomas N Joseph MD
Última revisión: 5/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.