A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Pericarditis

¿Qué es la pericarditis?

La pericarditis es la inflamación del pericardio. Este es el saco delgado (membrana) que rodea el corazón.

El pericardio mantiene el corazón en su lugar y lo ayuda a funcionar bien. Hay una cantidad pequeña de líquido entre las capas internas y externas del pericardio. Este líquido evita el roce de las capas con el movimiento que realiza el corazón para bombear sangre.

¿Cuáles son las causas de la pericarditis?

Por lo general, la causa de la pericarditis se desconoce, pero las siguientes son algunas causas posibles: 

  • Infección por virus, bacterias, hongos o parásitos

  • Trastorno autoinmunitario (como lupus, artritis reumatoide o esclerodermia)

  • Inflamación después de un ataque al corazón

  • Lesión en el pecho

  • Cáncer

  • VIH/SIDA

  • Tuberculosis

  • Insuficiencia renal

  • Tratamientos médicos, como determinados medicamentos o radioterapia en el pecho

  • Cirugía cardíaca

¿Cuáles son los síntomas de la pericarditis?

Los síntomas más comunes de la pericarditis son los siguientes:

  • Dolor de pecho con las siguientes características:

    • Se puede sentir especialmente detrás del esternón y, a veces, debajo de la clavícula, del cuello y del hombro izquierdo

    • Es un dolor agudo y punzante en el centro o en la parte izquierda del pecho que empeora cuando respira profundamente. A menudo, si se para o se inclina hacia adelante, el dolor se alivia.

    • Es muy similar a un ataque al corazón

  • Fiebre

  • Debilidad y cansancio

  • Tos

  • Dificultad para respirar

  • Dolor al tragar

Los síntomas de la pericarditis pueden ser parecidos a los de otras afecciones. Consulte con un proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica una pericarditis?

Si su proveedor de atención médica sospecha que tiene pericarditis, le escuchará el corazón con mucha atención. Un signo frecuente de la pericarditis es el roce pericárdico. Es el sonido que hace el pericardio cuando roza contra la capa externa del corazón. También pueden escucharse otros sonidos en el pecho que son señales de presencia de líquido en el pericardio (derrame pericárdico) o en los pulmones (derrame pleural).

Su proveedor de atención médica también puede revisar si tiene pulso paradójico. Esto sucede cuando la presión arterial baja más de lo normal al respirar profundamente. Los cambios en la presión del pecho evitan que la sangre vuelva del cuerpo e ingrese al corazón. Esto puede ser un signo de acumulación importante de líquido en el espacio pericárdico.

Además de revisar su historia clínica y realizarle una exploración física, quizá necesiten realizarle determinadas pruebas. Pueden incluir las siguientes:

  • Ecocardiografía.En esta prueba, se usan ondas sonoras para revisar el tamaño y la forma del corazón. Las ondas sonoras de la ecocardiografía permiten formar una imagen en una pantalla a medida que se pasa un transductor sobre la piel por encima del corazón. La ecocardiografía puede mostrar si el corazón funciona bien y si hay acumulación de líquido alrededor de este.

  • Electrocardiograma.Esta prueba permite realizar un registro de la fuerza y el ritmo de la actividad eléctrica del corazón. Muestra los ritmos anormales y, a veces, puede detectar daños al músculo cardíaco. Se pegan electrodos pequeños a la piel para registrar la actividad eléctrica.

  • Radiografía de tórax. Puede hacerse una radiografía para controlar los pulmones y ver si el corazón está agrandado.

  • Resonancia magnética cardíaca. Esta prueba de diagnóstico por imágenes permite obtener imágenes detalladas del corazón. Puede usarse para detectar engrosamiento u otros cambios en el pericardio.

  • Tomografía computarizada cardíaca. Con este tipo de radiografía, se obtienen imágenes detalladas y claras del corazón y del pericardio. Puede usarse para descartar otras causas del dolor de pecho.

  • Análisis de sangre.Algunos análisis de sangre pueden ayudar a descartar otros problemas cardíacos, como un ataque al corazón. Mediante estos, su proveedor de atención médica también puede ver cuánta inflamación hay en el cuerpo.

¿Cómo se trata la pericarditis?

El objetivo del tratamiento de la pericarditis es encontrar y eliminar la causa de la enfermedad. A menudo, el tratamiento implica tomar medicamentos, como analgésicos, antinflamatorios o antibióticos.

Si se desarrolla un problema grave del corazón, el tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Aspiración o eliminación del exceso de líquido alrededor del corazón

  • Cirugía

La pericarditis puede durar entre dos y seis semanas, y puede reaparecer.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la pericarditis?

Hay una cantidad pequeña de líquido entre las capas internas y externas del pericardio. A menudo, cuando el pericardio se inflama, la cantidad de líquido entre las capas aumenta. Esto se llama derrame pericárdico. Si la cantidad de líquido aumenta rápidamente, el derrame puede impedir el funcionamiento correcto del corazón. Esta complicación de la pericarditis se llama taponamiento cardíaco. Es una emergencia grave y con riesgo de muerte. Se inserta una aguja o una sonda (catéter) delgada en el pecho para quitar el líquido del pericardio y aliviar la presión en el corazón.

Hay pericarditis constrictiva crónica cuando se forma tejido similar al de una cicatriz en el pericardio. Es una enfermedad poco frecuente que puede desarrollarse con el tiempo en las personas con pericarditis. El tejido cicatricial hace que el saco pericárdico se endurezca y no se mueva bien. Con el tiempo, el tejido cicatricial aprieta el corazón y evita que este funcione bien. Esto puede causar falta de aire, dolor e hinchazón. La única forma de tratar esto es quitar el pericardio mediante una cirugía.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica si los síntomas empeoran o si surge alguno nuevo.

Información importante sobre la pericarditis

  • La pericarditis es la inflamación del pericardio, el saco delgado que rodea el corazón.

  • La causa de la pericarditis puede ser una infección, trastornos autoinmunitarios, inflamación después de un ataque al corazón o una lesión en el pecho. Un cáncer, el VIH/SIDA, la tuberculosis, insuficiencia renal, algunos tratamientos (como determinados medicamentos o radioterapia en el pecho) o cirugías en el corazón también pueden ser la causa. A menudo, la causa de la pericarditis se desconoce.

  • Algunos de los signos más frecuentes de la pericarditis son dolor de pecho, fiebre, debilidad y cansancio, tos, dificultad para respirar y dolor al tragar.

  • Si sospecha que tiene pericarditis, el proveedor de atención médica escuchará el corazón con mucha atención. Un signo frecuente de la pericarditis es el roce pericárdico. Es el sonido que hace el pericardio cuando roza contra la capa externa del corazón.

  • El objetivo del tratamiento de la pericarditis es encontrar y eliminar la causa de la enfermedad. A menudo, el tratamiento implica medicamentos, como los analgésicos, los antinflamatorios o los antibióticos. Si se desarrolla un problema grave del corazón, el tratamiento puede incluir la eliminación del líquido en exceso alrededor del corazón o cirugía.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Steven Kang MD
Última revisión: 3/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.