A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

El embarazo y los cambios en la piel

En muchas mujeres, el embarazo implica una piel y cabello brillantes y mejillas rosadas. Sin embargo, en otros casos puede haber cambios en la piel que no son tan atractivos, como acné, manchas oscuras y estrías.

A continuación se mencionan algunas de las afecciones en la piel que son comunes en el embarazo, junto con algunos consejos prácticos para controlar las que pueden causar problemas.

Acné

Detrás del brillo radiante del embarazo se encuentra el aumento del flujo sanguíneo y la producción de grasa. En ocasiones, estar tan radiante tiene su precio, ya que el aumento de grasa puede provocar acné.

Al igual que cuando era una adolescente con muchos granos, puede ser útil mantener la piel afectada limpia y sin grasa. Sin embargo, en el embarazo deben evitarse algunos productos para el acné y el cuidado de la piel.

  • Los medicamentos antiacné recetados que contienen isotretinoína y tretinoína pueden provocar anomalías congénitas (defectos de nacimiento) y nunca deben usarse durante el embarazo.

  • No use exfoliantes abrasivos, ya que pueden irritar la piel sensible.

  • Por lo general, la mayoría de los limpiadores y tratamientos para el acné de venta libre son seguros durante el embarazo, pero debe consultarlo primero con su proveedor de atención médica. La buena noticia es que, por lo general, el acné desaparece poco después del parto.

Manchas oscuras

El aumento natural de melanina durante el embarazo es la causa de las zonas de piel oscurecidas, en especial en la cara. Para minimizar esta “máscara del embarazo” llamada melasma o cloasma, haga lo siguiente:

  • No olvide usar protector solar o un sombrero cuando esté al sol.

  • Disminuya el tiempo que pasa al sol. Evite estar al sol durante las horas pico, entre las 10 a. m. y las 2 p. m. Es el horario en el que los rayos de sol son más directos.

La mayoría de las zonas de color amarronado desaparecen con el tiempo, por lo general unos meses después del parto.

Aparición de estrías en la piel

Aunque muchas mujeres esperan tener estrías en el abdomen debido al embarazo, muchas se sorprenden de tener también estas marcas en las mamas, los glúteos y los muslos.

De hecho, las estrías pueden aparecer en cualquier parte donde la piel crezca y se estire rápido. Lamentablemente, no se ha demostrado ningún método para prevenir o eliminar las estrías, a pesar de la gran cantidad de publicidades de lociones y cremas.

Las marcas desaparecerán con el tiempo y la irritación se puede reducir con un humectante.

Arañas vasculares y várices

Las arañas vasculares se deben a cambios hormonales y al aumento del volumen sanguíneo durante el embarazo. Aparecen como venas rojas diminutas en la cara, el cuello y los brazos. El enrojecimiento debería desaparecer después del nacimiento del bebé.

Las várices ocurren debido al peso y la presión del útero, que comprime las venas. Por eso, disminuye el flujo sanguíneo a la parte inferior del cuerpo. Las venas de las piernas se hinchan, están sensibles y se ponen azules. También puede haber várices en la vulva, la vagina y el recto (hemorroides). Por lo general, las várices son un problema estético que desaparece después del parto.

Otras afecciones

Picazón en la piel

Es común que haya picazón en la piel, en especial en invierno, cuando la piel está seca y se irrita con facilidad. Algunas mujeres tienen un sarpullido o ronchas que pican provocadas por diversas afecciones. Si bien suelen ser más irritantes que peligrosas, consulte siempre a su proveedor de atención médica sobre los problemas que causan picazón.

Crecimiento del vello y del cabello

Las hormonas del embarazo pueden aumentar el crecimiento del vello y del cabello. Muchas mujeres perciben que tienen el cabello más grueso y de aspecto más sano. En ocasiones, esas hormonas hacen que también crezca vello en la cara o el cuello. Hable con su proveedor de atención médica si hay un crecimiento excesivo de vello en otros lugares. La mayoría de los métodos de depilación son seguros en el embarazo. Por ejemplo, usar cera o pinzas o afeitarse. El crecimiento del vello debería volver a la normalidad unos 6 meses después del parto. 

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.