A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Hemorragia subconjuntival

¿Qué es una hemorragia subconjuntival?

Esta afección se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo de la parte blanca del ojo. Causa una mancha de color rojo brillante en la parte blanca del ojo. Esto es parecido a cuando se produce un moretón en la piel.

Es la capa delgada que cubre la parte interior de los párpados y la superficie del ojo. Tiene muchos vasos sanguíneos diminutos que llevan oxígeno y nutrientes al ojo. La esclerótica es la parte blanca del ojo que está debajo de la conjuntiva. A veces un vaso sanguíneo de la conjuntiva se rompe y sangra. Entonces la sangre se acumula debajo de la conjuntiva y una parte del ojo se pone roja. A lo largo de varias semanas, su cuerpo elimina la sangre liberada.

Una hemorragia (sangrado) subconjuntival puede verse como algo bastante alarmante. Sin embargo, generalmente no es dañina y es común. Puede aparecer en personas de cualquier edad. Los adultos mayores la presentan con más frecuencia.

¿Cuáles son las causas de una hemorragia subconjuntival?

En muchos casos, la causa de esta afección se desconoce. Sin embargo, algunas afecciones pueden aumentar el riesgo. Por ejemplo:

  • Traumatismo ocular (incluso traumatismo debido a una cirugía de ojo)

  • Presión arterial alta

  • Inflamación de la conjuntiva

  • Uso de lentes de contacto

  • Diabetes

  • Arterioesclerosis

  • Tumor en la conjuntiva

  • Enfermedades que afectan la coagulación de la sangre

  • Vómitos, tos o estornudo violentos

  • Ciertos medicamentos que pueden aumentar el sangrado, como la aspirina

  • Pujar con mucha fuerza durante un parto

  • Esforzarse por causa de estreñimiento

Algunas de estas causas, como traumatismo ocular y uso de lentes de contacto, son más comunes en los adultos jóvenes. Otras, como la presión arterial alta y la diabetes, son más comunes en los adultos mayores.

¿Cuáles son los síntomas de una hemorragia subconjunctival?

Además del ojo rojo, usted probablemente no tendrá ningún otro síntoma. Podría sentir como si tuviera algo en su ojo, pero esta sensación no es común. La hemorragia no debe alterar su visión y no debe causar nada de dolor. En caso de que sí sienta dolor, es posible que tenga otro tipo de problema en su ojo.

Algunas personas notan que tienen el ojo rojo después de algún tipo de traumatismo en el ojo. Otras podrían notar que les aparece una hemorragia sin haber tenido ningún traumatismo. Es probable que lo noten después de despertarse a la mañana.

En la mayoría de los casos, solamente un ojo presentará una hemorragia. En general, sucede una vez y luego desaparece. Sin embargo, algunas afecciones podrían causar hemorragias repetidas.

¿Cómo se diagnostica una hemorragia subconjuntival?

Su proveedor de atención médica le preguntará sobre su historia clínica. Es posible que le hagan un examen físico, que incluirá un examen básico de los ojos. El diagnóstico suele hacerlo un proveedor de atención médica primaria. Descartará otras causas del ojo rojo que podrían necesitar otro tratamiento.

Su proveedor de atención médica podría remitirlo a un médico especialista en ojos (oftalmólogo) si cree que usted podría tener un problema distinto en su ojo. Usted necesitará consultar a un oftalmólogo si ha tenido una lesión ocular. Este médico podría usar un microscopio especial con luz para observar su ojo con más detalle. Este instrumento le ayuda al médico a saber si la herida lesionó el ojo en sí mismo y no solo su capa exterior.

Si esta es su primera hemorragia subconjuntival, es posible que no sea necesario que su médico le pida más exámenes. Si ha tenido más de una, es posible que sea necesario que su médico determine la causa. Por ejemplo, tal vez usted necesite hacerse análisis de sangre para saber si tiene algún trastorno de coagulación de la sangre.

¿Cómo se trata una hemorragia subconjuntival?

La mayoría de las personas que tienen una hemorragia subconjuntival no necesitarán ningún tratamiento. Es usual que estas hemorragias desaparezcan por sí mismas. Su hemorragia subconjuntival probablemente se irá en algunas semanas. Primero pasará de rojo a marrón y luego se tornará amarilla. Actualmente no existen tratamientos que aceleren este proceso. Su médico puede sugerirle aplicarse compresas tibias y gotas para los ojos (“gotas artificiales”) para ayudar a aliviar parte del enrojecimiento.

Si es que existe, su médico se concentrará principalmente en tratar cualquier trastorno subyacente que pudiera haber causado su hemorragia subconjuntival. Por ejemplo, usted podría necesitar medicación para la presión arterial si la presión arterial alta contribuyó con su hemorragia subconjuntival.

¿Se puede prevenir la hemorragia subconjuntival?

En la mayoría de los casos, una hemorragia subconjuntival no es prevenible. Recibir tratamiento regular para sus otras afecciones puede ayudar a prevenir algunos casos de una hemorragia subconjuntival.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame a su médico si su hemorragia subconjuntival no desaparece en dos a tres semanas. Además llame a su médico si siente dolor en el ojo o si pierde la visión.

Si tiene antecedentes de traumatismo en el ojo o hemorragias repetidas, hágase evaluar su ojo. Es necesario que un médico examine su ojo y que descarte causas más peligrosas. También es posible que necesite consultar a su médico regular para descartar otros problemas; por ejemplo, presión arterial alta o un trastorno de sangrado.

Puntos clave

Una hemorragia subconjuntival se presenta cuando un vaso sanguíneo de la conjuntiva se abre al romperse. Esto causa una mancha de color rojo brillante en la parte blanca del ojo. Una hemorragia subconjuntival puede tener una apariencia alarmante, pero generalmente es benigna.

  • A veces, puede aparecer sin ninguna causa conocida. Algunas afecciones también pueden causar una hemorragia subconjuntival.

  • Su médico necesitará descartar otras causas más serias de su ojo rojo. Usted podría necesitar consultar a un oftalmólogo.

  • La mayoría de las veces, una hemorragia subconjuntival desaparecerá sin ningún tratamiento.

  • Su hemorragia subconjuntival debería desaparecer en un par de semanas. Consulte a su médico si esto no sucede o si presenta hemorragias subconjuntivales repetidas.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.

  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.

  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.

  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.

  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.

  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.

  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.

  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.

  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Haupert, Christopher L., MD
Revisor médico: Walton-Ziegler, Olivia, MS, PA-C
Última revisión: 2/1/2019
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.