A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Contracciones ventriculares prematuras

¿Qué son las contracciones ventriculares prematuras?

Las contracciones ventriculares prematuras (PVC, por sus siglas en inglés) son un tipo de latido anormal del corazón. Su corazón tiene cuatro cámaras: dos aurículas superiores y dos ventrículos inferiores. Normalmente, un grupo especial de células inician la señal para que comience su latido. Estas células se encuentran en el nódulo sinoatrial (SA), que está en la aurícula derecha. Esta señal viaja rápidamente por el sistema conductor de su corazón. Viaja hacia los ventrículos izquierdo y derecho. A medida que va viajando, la señal activa otras partes cercanas de su corazón para que se contraigan. Esto hace que su corazón se comprima de manera coordinada.

En cambio, cuando hay una contracción ventricular prematura, la señal para que se inicie el latido proviene de uno de los ventrículos. Esta señal es prematura, lo que significa que sucede antes de que el nódulo SA haya tenido la oportunidad de enviar su señal. Esa señal prematura recorre el resto de su corazón y provoca un latido. Si esto sucede muy pronto después del latido anterior, su corazón impulsará muy poca sangre. Eso provoca la sensación de que ha habido una pausa entre latidos. Si sucede un poco después, su corazón impulsará una cantidad de sangre casi normal. Eso provoca la sensación de que ha tenido un latido adicional. Entonces, el corazón tiene un latido “prematuro” al azar entre muchos otros latidos normales.

Las contracciones ventriculares prematuras ocasionales son comunes en personas de todas las edades, pero son un poco más frecuentes en los adultos mayores. Con frecuencia suceden en personas sin ninguna enfermedad cardíaca. Pero, en cierta forma, las contracciones ventriculares prematuras son más comunes en las personas que tienen algún tipo de enfermedad cardíaca. Solo en casos aislados, las contracciones ventriculares prematuras sí causan problemas por sí mismas.

¿Cuáles son las causas de las contracciones ventriculares prematuras?

Hay ciertas cosas que pueden activar una señal prematura en los ventrículos, por ejemplo:

  • Menor circulación de sangre a su corazón

  • Tejido cicatricial después de un ataque al corazón (infarto de miocardio)

  • Problemas con los electrolitos, como niveles bajos de sodio o potasio

  • Aumento del nivel de adrenalina (como cuando la persona está ansiosa)

  • Ciertos medicamentos, como la digoxina

¿Quiénes corren el riesgo de experimentar contracciones ventriculares prematuras?

Muchas enfermedades del corazón aumentan el riesgo de tener contracciones ventriculares prematuras, por ejemplo.

  • Prolapso de la válvula mitral

  • Presión arterial alta

  • Ataque cardíaco

  • Enfermedad coronaria

  • Miocardiopatía dilatada

  • Miocardiopatía hipertrófica

  • Enfermedad cardíaca congénita

¿Cuáles son los síntomas de las contracciones ventriculares prematuras?

La mayoría de las personas que tienen contracciones ventriculares prematuras ocasionales no presentan síntomas. Cuando sí aparecen síntomas, suelen ser leves. A veces, las contracciones ventriculares prematuras causan una consciencia desagradable de los latidos (palpitaciones). Algunas personas pueden describir una sensación de latido “saltado” o “adicional”. Mareos, estar a punto de desmayarse y una sensación de latidos en el cuello son otros síntomas posibles.

Generalmente las contracciones ventriculares prematuras causan síntomas peligrosos solo si la persona tiene otro problema cardíaco. Por ejemplo, podrían presentarse en una persona cuyo ventrículo ya no se contrae lo suficiente. Entonces, si usted tiene insuficiencia cardíaca, es posible que note un aumento de los síntomas, como la dificultad para respirar. También es más probable que tenga síntomas si tiene contracciones ventriculares prematuras a menudo.

¿Cómo se diagnostican las contracciones ventriculares prematuras?

Su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre sus antecedentes médicos y le hará un examen físico. El examen más importante para este diagnóstico es un electrocardiograma (ECG). Este estudio permite que su proveedor observe la señal de su latido por un tiempo breve. Toda contracción ventricular prematura que ocurra durante este tiempo aparecerá en el ECG. En algunos casos, su proveedor de atención médica podría recomendarle que se haga un electrocardiograma de vigilancia que dura un día o dos, o hasta 30 días. Esto puede permitir registrar contracciones ventriculares prematuras que no suceden con frecuencia.

Puede que estas sean las únicas pruebas que necesite su proveedor de atención médica. Quizás necesite más pruebas si tiene contracciones ventriculares prematuras con frecuencia, o muchas seguidas. Su proveedor puede buscar otras causas, incluso posibles problemas cardíacos. Estos exámenes podrían incluir los siguientes:

  • Ecocardiografía: para evaluar la estructura y el funcionamiento del corazón

  • Prueba de esfuerzo cardíaco: para ver cómo responde su corazón a la actividad física y para evaluar la circulación de la sangre por su corazón

  • Análisis de sangre: para comprobar sus niveles de potasio y hormona tiroidea

¿Cómo se tratan las contracciones ventriculares prematuras?

La mayoría de las personas que tienen contracciones ventriculares prematuras no necesitan ningún tratamiento. Si lo tratan por otro problema de su corazón, es posible que sus contracciones ventriculares prematuras disminuyan. Por ejemplo, usted podría tomar un medicamento para reducir su presión arterial. Esto puede disminuir la frecuencia con que tiene contracciones ventriculares prematuras.

En algunos casos, pueden hacerse tratamientos específicos para ayudar a prevenir las contracciones ventriculares prematuras. Solo se usan si usted tiene síntomas causados por las contracciones ventriculares prematuras. Las opciones pueden incluir:

  • Betabloqueantes

  • Otros medicamentos para ayudar a prevenir ritmos anormales del corazón

  • Ablación con catéter para destruir la parte de su corazón responsable de los latidos anormales

¿Cómo manejo las contracciones ventriculares prematuras?

Su proveedor de atención médica puede darle más instrucciones sobre cómo manejar sus contracciones ventriculares prematuras y otras afecciones, por ejemplo:

  • Seguir una dieta saludable para el corazón

  • Hacer suficiente ejercicio y mantener un peso saludable

  • Evitar niveles altos de alcohol y cafeína (pueden desencadenar contracciones ventriculares prematuras)

  • Evitar el exceso de estrés y fatiga (también pueden desencadenar contracciones ventriculares prematuras)

  • Buscar tratamiento para sus otras afecciones, como la presión arterial alta

  • Asistir a todas sus citas médicas

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Consulte enseguida a su proveedor de atención médica si tiene síntomas graves como dolor de pecho, aturdimiento o dificultad repentina para respirar. Si sus síntomas están empeorando con el paso del tiempo, programe consultar pronto a su proveedor de atención médica.

Puntos clave

Las contracciones ventriculares prematuras son un tipo de ritmo cardíaco irregular. La señal para iniciar su latido comienza en algún lugar en los ventrículos en vez de comenzar en el nódulo sinoauricular. Esto se puede sentir como un salto en los latidos o como un latido adicional.

  • Las contracciones ventriculares prematuras son muy comunes en personas de todas las edades. Son un poco más comunes si usted tiene otros problemas cardíacos.

  • La mayor parte del tiempo, las contracciones ventriculares prematuras no causan síntomas. Y, en la mayoría de los casos, no necesitan tratarse.

  • Los medicamentos y la ablación quirúrgica son opciones si usted tiene contracciones ventriculares prematuras.

  • Su proveedor de atención médica probablemente desee comprobar si usted tiene otras afecciones cardíacas.

  • Siga todas las instrucciones de su proveedor de atención médica sobre los medicamentos, la actividad física y el estilo de vida.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.

  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.

  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.

  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.

  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.

  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.

  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.

  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.

  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Fetterman, Anne, RN, BSN
Revisor médico: Kang, Steven, MD
Última revisión: 3/1/2019
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.