A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Aspiración por disfagia

¿Qué es la aspiración por disfagia?

Se conoce como aspiración cuando algo entra en las vías respiratorias o pulmones por accidente. Pueden ser alimentos, líquidos o algún otro material. Esto puede causar problemas de salud graves, como la neumonía. La aspiración puede presentarse cuando una persona tiene problemas para tragar (deglutir) normalmente. Esto se conoce como disfagia.

Cuando usted traga comida, esta baja por su boca y llega a su garganta. Esa parte se llama faringe. Desde allí, la comida baja por un tubo largo (esófago) y entra en su estómago. Ese movimiento es posible gracias a una serie de acciones de los músculos de esas zonas. Si tiene disfagia, los músculos no funcionan correctamente. Entonces, causan problemas en el proceso de deglución (la acción de tragar).

La faringe también es parte del sistema que hace llegar el aire a sus pulmones. Cuando usted respira, entra aire a su boca y sigue hasta la faringe. Luego el aire baja a su vía respiratoria principal (tráquea) y entra en sus pulmones. Una tapa (colgajo) de tejido llamada epiglotis descansa sobre la parte superior de la tráquea. Ese colgajo impide que la comida y las bebidas bajen y entren en la tráquea cuando usted traga. Sin embargo, en algunos casos, los alimentos o las bebidas pueden entrar en la tráquea. Pueden bajar mientras traga. O pueden volver desde el estómago. Una persona con disfagia tiene muchas más probabilidades de aspiración.

La disfagia es más común en los adultos mayores. Un ataque cerebral es una causa muy común tanto de disfagia como de aspiración. Alrededor de la mitad de las personas que tuvieron un ataque cerebral también tienen disfagia. Alrededor de la mitad de las personas con disfagia tienen aspiración. Cerca de un tercio de esas personas necesitarán tratamiento para la neumonía en algún momento.

¿Cuáles son las causas de la aspiración por disfagia?

La aspiración por disfagia se produce cuando los músculos no funcionan normalmente en la garganta. Existen distintas afecciones médicas que pueden causar estos problemas, por ejemplo:

  • Ataque cerebral

  • Problemas dentales graves

  • Afecciones que reducen la cantidad de saliva, como el síndrome de Sjogren

  • Llagas en la boca

  • Enfermedad de Parkinson u otras afecciones neurológicas

  • Distrofias musculares

  • Bloqueo del esófago (por ejemplo, a causa de un tumor canceroso)

¿Cuáles son los riesgos de aspiración por disfagia?

Cuando una persona tiene disfagia, siempre existe el riesgo de aspiración. Es posible que esté en riesgo de aspiración por disfagia si tiene alguna de estas afecciones:

  • Ataque cerebral

  • Problemas dentales graves

  • Afecciones que reducen la cantidad de saliva, como el síndrome de Sjogren

  • Llagas en la boca

  • Enfermedad de Parkinson u otras afecciones neurológicas

  • Distrofias musculares

  • Bloqueo del esófago (por ejemplo, a causa de un tumor canceroso)

¿Cuáles son los signos y síntomas de la disfagia y la aspiración por disfagia?

La aspiración por disfagia puede causar signos y síntomas tales como:

  • Sensación de que la comida se pega a su garganta o regresa a su boca

  • Dolor al tragar

  • Dificultad para comenzar a tragar

  • Toser o estornudar después de comer

  • Molestias en el pecho o acidez estomacal

  • Fiebre entre media hora y una hora después de comer

  • Exceso de saliva

  • Sensación de congestión después de comer o beber

  • Voz que suena acuosa mientras come o bebe, o después

  • Dificultad para respirar o cansancio mientras come

  • Vómito con sangre

  • Episodios repetidos de neumonía

Los signos y síntomas pueden presentarse justo después de comer. O también pueden aparecer con el paso del tiempo. Es posible que no manifieste todos estos signos y síntomas. Sus signos y síntomas pueden depender de la frecuencia y la cantidad de comida o líquido que usted aspira.

Algunas personas que tienen el problema de aspiración no presentan ningún síntoma. Eso se conoce como aspiración silenciosa.

¿Cómo se diagnostica la aspiración por disfagia?

Si tiene signos o síntomas, será necesario que lo examinen para saber si aspira a causa de disfagia. También es posible que deban revisarlo si tuvo un ataque cerebral u otro problema de salud que pueda causar problemas para tragar. Si su proveedor de atención médica piensa que usted puede estar aspirando, es posible que le indique no comer ni beber nada hasta que le hagan pruebas.

Su proveedor de atención médica le preguntará acerca de sus antecedentes médicos y sus síntomas. Esta prueba puede estar a cargo de un terapeuta del habla y el lenguaje (SLP, por sus siglas en inglés). El SLP tratará de descubrir si usted tiene problemas con la parte de arriba o de abajo de sus músculos de deglución. Es posible que le pregunte qué alimentos y bebidas le causan problemas, y cuándo se presentan sus síntomas.

Es posible que le haga un examen físico. Puede incluir un examen de sus dientes, labios, mandíbula, lengua y mejillas. Es posible que le pidan que mueva estas partes de ciertas maneras y que haga determinados sonidos. Su SLP también puede hacerle pruebas para ver cómo usted traga distintos tipos de líquidos y sólidos.

Es posible que también necesite una o más pruebas. Esos exámenes le ayudarán a determinar la causa de su disfagia. Las pruebas generalmente ayudan mucho para descubrir casos de aspiración silenciosa. Esos exámenes pueden incluir:

  • Prueba del trago de bario modificado (MBS, por sus siglas en inglés) para ver si se está yendo material hacia sus pulmones.

  • Evaluación con endoscopio de fibra óptica de la deglución (FEES, por sus siglas en inglés), que también puede mostrar si está entrando material en sus pulmones.

  • Manometría faríngea, para controlar la presión dentro de su esófago.

¿Cómo se trata la aspiración por disfagia?

Su proveedor de atención médica intentará tratar la causa de su disfagia. Esto puede incluir el uso de medicamentos. En algunos casos, puede ser necesaria una cirugía para tratar la causa de la disfagia.

Los síntomas de la disfagia también deben manejarse. Esto puede incluir hacer cosas tales como las siguientes:

  • Cambiar su dieta (por ejemplo, beber líquidos más espesos o no beber líquidos)

  • Cambiar de posición al comer (por ejemplo, sentarse con la espalda recta, inclinar la cabeza hacia atrás o flexionar su cuello hacia adelante)

  • No comer en la cama

  • Comer bocados más pequeños de comida

  • Comer con supervisión

  • No hablar mientras come

  • No distraerse durante las comidas

  • Comer cuando se siente más alerta

  • Usar ayudas, tales como popotes

  • Hacer ejercicios para fortalecer sus labios y su lengua

  • Usar técnicas especiales para tragar

A medida que se vaya recuperando, es posible que pueda ir usando menos de esos métodos. La disfagia que aparece después de un ataque cerebral puede mejorar mucho con el paso del tiempo.

Aun empleando estos métodos, puede que tenga alto riesgo de aspiración. De ser así, quizás necesite usar un tubo para alimentarse por algún tiempo para evitar la aspiración.

¿Cuáles son las complicaciones de la aspiración por disfagia?

Una complicación importante de la aspiración es el daño que pueden tener los pulmones. Si los alimentos, las bebidas o el contenido del estómago llegan a los pulmones, pueden dañar los tejidos de esa zona. El daño puede llegar a ser grave. La aspiración también aumenta su riesgo de tener neumonía. Es una infección de los pulmones que hace que se acumule líquido en los pulmones. Para tratar la neumonía, debe tomar antibióticos. En algunos casos, puede causar la muerte.

Otras posibles complicaciones de la disfagia incluyen las siguientes:

  • Deshidratación

  • Desnutrición

  • Pérdida de peso

  • Mayor riesgo de tener otra enfermedad

Estos problemas pueden reducir su nivel de independencia. También pueden hacerle pasar tiempo en el hospital o alargar su estadía allí.

¿Qué puedo hacer para prevenir la aspiración por disfagia?

Puede reducir el riesgo de aspiración haciendo lo siguiente:

  • Cuide bien su boca y sus dientes

  • Obtenga el tratamiento dental que necesite, por ejemplo, dentadura postiza

  • Tome los medicamentos según le hayan indicado

  • Deje de fumar

  • Siéntese en una buena postura para comer y beber

  • Haga los ejercicios orales que le haya indicado el terapeuta del habla y el lenguaje

  • Haga los cambios en su dieta que le haya indicado su terapeuta del habla y el lenguaje

  • Pida más consejos a su médico para evitar la aspiración en su caso específico

¿Cuándo debería llamar al médico?

Informe a su médico de inmediato si cree que puede estar teniendo algún problema de disfagia o aspiración. Debe tratarse tan pronto como sea posible.

Puntos clave

Se conoce como aspiración cuando algo entra en las vías respiratorias o pulmones por accidente. Pueden ser alimentos, líquidos o algún otro material. Esto puede causar problemas de salud graves, como la neumonía. La aspiración puede presentarse cuando una persona tiene problemas para tragar (deglutir) normalmente. Esto se conoce como disfagia.

  • Un ataque cerebral es una causa común de disfagia. La disfagia también puede deberse a otros problemas de salud.

  • Si tiene disfagia, puede presentar síntomas tales como malestar en el pecho o voz que suena acuosa después de comer.

  • Algunas personas que tienen aspiración por disfagia no presentan ningún síntoma. Esto se conoce como aspiración silenciosa.

  • Si tiene algún síntoma de disfagia, deberán revisarlo para ver si tiene aspiración. También deberán revisarlo si tuvo un ataque cerebral.

  • La aspiración puede tratarse resolviendo la causa de la disfagia. También puede manejarse con métodos que le ayudarán a tragar mejor.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.

  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.

  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.

  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.

  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.

  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.

  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.

Revisor médico: Jothi, Sumana MD
Revisor médico: Turley, Ray, BSN, MSN.
Última revisión: 3/1/2019
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.