A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Pénfigo vulgar

¿Qué es el pénfigo vulgar?

El pénfigo es un grupo raro de enfermedades autoinmunes. Causa ampollas en la piel y las membranas mucosas de todo el cuerpo. Puede afectar la boca, la nariz, la garganta, los ojos y los genitales. El pénfigo vulgar es el tipo más frecuente de pénfigo.

¿Cuáles son las causas del pénfigo vulgar?

El pénfigo vulgar no se comprende por completo. Los expertos creen que se desencadena cuando una persona que tiene una tendencia genética a desarrollar esta afección entra en contacto con un factor ambiental desencadenante, como una sustancia química o un fármaco. En algunos casos, el pénfigo vulgar desaparece una vez que se quita el factor desencadenante.

Esta afección provoca que el sistema inmunitario combata las propias células del cuerpo del mismo modo que combate los microorganismos invasores.

Cuando se presenta el pénfigo vulgar, el sistema inmunitario busca proteínas que se unen a las células de la piel. Esto genera una acumulación de líquido entre las células de la piel, que produce ampollas. Los expertos creen que esta afección combate las proteínas saludables.

¿Cuáles son los síntomas de pénfigo vulgar?

El pénfigo vulgar suele comenzar en la boca. Los síntomas incluyen:

  • Ampollas en la piel que de otro modo estaría sana
  • Ampollas que son fáciles de reventar
  • Piel afectada que se pela fácilmente al rozarla
  • Dolor en las ampollas

¿Quiénes corren el riesgo de tener pénfigo vulgar?

Ciertos grupos étnicos son más propensos a tener esta afección. Estos son los pueblos de descendencia mediterránea y judía de Europa oriental.

¿Cómo se diagnostica el pénfigo vulgar?

Posiblemente usted deba consultar a un dermatólogo para que realice un diagnóstico de esta afección y le indique un tratamiento. La visita a su proveedor de atención médica puede incluir lo siguiente:

  • Hablar sobre sus antecedentes médicos
  • Un examen físico
  • Una revisión de sus síntomas
  • Análisis de sangre
  • Una biopsia (tomar una muestra de tejido para analizar)

¿Cómo se trata el pénfigo vulgar?

Los tratamientos habituales para el pénfigo vulgar son los siguientes:

  • Un excelente cuidado de la salud bucal. Las ampollas pueden afectar la salud de su boca. Por lo tanto, es importante que se asegure, junto con su dentista, de realizar un excelente cuidado de sus dientes y encías.
  • La inflamación puede tratarse con cremas con esteroides o prednisona.
  • Inmunodepresores. Como alternativa a los esteroides, los medicamentos inmunodepresores pueden ser eficaces.
  • Plasmaféresis o inmunoglobulina intravenosa. Las personas que tienen pénfigo vulgar y no responden a ciertas formas de tratamiento pueden necesitar una alternativa más intensiva. Esto puede incluir el reemplazo del plasma sanguíneo y las infusiones de inmunoglobulina sana.

Seguimiento. Esta afección puede reaparecer, incluso después de un tratamiento exitoso. Vaya a todas sus citas de control.

El tratamiento de esta afección puede tomar entre dos y cinco años, o incluso más tiempo. Además, los tratamientos pueden tener efectos secundarios graves. Hable con su proveedor de atención médica sobre los posibles efectos secundarios y cómo manejarlos. 

¿Cuáles son las complicaciones del pénfigo vulgar?

Las ampollas pueden doler. Al cicatrizar, pueden dejar manchas de color oscuro en la piel durante meses. La mayoría de las personas con pénfigo vulgar se sienten mejor con el tratamiento. Sin tratamiento, la afección puede causar dolor intenso e infección grave.

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica si observa ampollas suaves y dolorosas en su piel o membranas mucosas. El tratamiento servirá para evitar que las ampollas se extiendan y empeoren.

Cómo vivir con pénfigo vulgar

Algunas personas descubren que el estrés y ciertos alimentos, como el ajo, hacen que vivir con pénfigo vulgar sea más difícil. Esto puede ser así incluso durante el tratamiento. Preste especial atención a lo que le ayuda a sentirse mejor y lo que parece empeorar los síntomas.

Puntos clave

El pénfigo es un grupo raro de enfermedades autoinmunes que causa ampollas en la piel y las membranas mucosas de todo el cuerpo. Puede afectar la boca, la nariz, la garganta, los ojos y los genitales.

  • El pénfigo vulgar no se comprende por completo. No obstante, los expertos creen que se desencadena cuando una persona que ya tiene una tendencia genética a desarrollar esta afección entra en contacto con un factor ambiental desencadenante.
  • El pénfigo provoca que el sistema inmunitario combata las propias células del cuerpo del mismo modo que combate los microorganismos invasores.
  • El pénfigo vulgar suele comenzar en la boca.
  • Posiblemente usted deba consultar a un dermatólogo para que realice un diagnóstico de esta afección y le indique un tratamiento.
  • Los tratamientos habituales para el pénfigo vulgar son los siguientes:
    • Un excelente cuidado de la salud bucal
    • Esteroides
    • Inmunodepresores
    • Plasmaféresis o inmunoglobulina intravenosa
    • Cambios en el estilo de vida
  • El tratamiento de esta afección puede tomar entre dos y cinco años, o más tiempo.
  • La mayoría de las personas con pénfigo vulgar se sienten mejor con el tratamiento.
  • Llame a su proveedor de atención médica si observa ampollas suaves y dolorosas en su piel o membranas mucosas.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor de atención médica le dice.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además, escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor de atención médica.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor de atención médica si tiene preguntas.
Revisor médico: Berry, Judith, PhD, APRN
Revisor médico: Blaivas, Allen, J., DO
Última revisión: 7/1/2018
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.