Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Tabaquismo y diabetes 

Cuando tiene diabetes, dejar de fumar es una de las cosas más importantes que puede hacer por su salud. Tanto la diabetes como el tabaquismo (fumar) causan problemas de salud por sí mismos. Sin embargo, es más probable que juntos causen un daño grave a los vasos sanguíneos, los ojos y los riñones. Usted tiene un riesgo más alto de muerte temprana debida a problemas como accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y ataque cardíaco. Fumar también aumenta de muchas maneras el riesgo de tener diabetes tipo 2. Por ejemplo, aumenta la acumulación de grasas “malas” en el abdomen y aumenta la inflamación en todo el cuerpo. Fumar durante el embarazo incluso aumenta las probabilidades de que el niño no nacido tenga diabetes más adelante durante su vida.

Conozca sus riesgos de salud 

Si tiene diabetes, fumar aumenta su riesgo de tener problemas de salud graves como los siguientes:

  • Enfermedades cardiovasculares. Hacen referencia a las enfermedades de los vasos sanguíneos y del corazón. Los vasos sanguíneos del cuerpo se pueden bloquear con una sustancia pegajosa llamada placa. Esto podría provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Podría tener problemas de ritmo cardíaco, problemas con las válvulas cardíacas o insuficiencia cardíaca.

  • Enfermedad renal en personas con diabetes. Esta también se conoce como nefropatía diabética. El daño a los vasos sanguíneos de los riñones hace que los riñones no funcionen bien. Es posible que luego los riñones dejen de funcionar por completo. Entonces es necesario tratar la insuficiencia renal con diálisis o trasplante de riñón.

  • Retinopatía diabética. Es una enfermedad de los ojos que causa problemas de la vista debido a daño de los vasos sanguíneos de los ojos. Puede producir ceguera.

  • Neuropatía periférica. Se trata de daño a los nervios en todo el cuerpo. Puede causar dolor agudo, sensación de ardor, entumecimiento, debilidad y dificultades para moverse.

  • Enfermedad arterial periférica. Provoca mala circulación sanguínea en las piernas y los pies. Puede producir infecciones y llagas que no sanan bien. Además puede llevar a tener que amputar (quitar) los dedos de los pies y los pies.

  • Problemas con el nivel de azúcar en la sangre. Fumar puede causar problemas relacionados con la manera en la que el cuerpo usa la insulina. Puede dificultarle el control de los niveles de azúcar en la sangre. Es posible que necesite dosis más altas de insulina para manejar su nivel de azúcar en la sangre. 

Cómo armar un plan para dejar de fumar 

Dejar de fumar puede ser difícil. Diseñe un plan que lo ayude a cumplir las metas. Hable con sus amigos y familiares. Hable con su proveedor de atención médica. Hable de las maneras de dejar de fumar y cuál puede ser la mejor manera para usted. Fije un día para dejar de fumar que sea un momento de menor estrés.

Herramientas de ayuda para dejar de fumar 

Pregunte a su proveedor de atención médica sobre métodos que lo puedan ayudar a dejar de fumar, como los siguientes:

  • Reemplazos de nicotina. Puede ayudarlo usar un parche, goma de mascar, pastillas, aerosol nasal o un inhalador de nicotina. Mientras esté usando nicotina de cualquier tipo de fuente, probablemente todavía tenga problemas para controlar su nivel de azúcar en la sangre. No use cigarrillos electrónicos ni productos de vapeo.

  • Medicamentos recetados. Hable con su proveedor de atención médica acerca de los medicamentos que pueden ayudarlo a dejar de fumar.

  • Terapias alternativas. La hipnosis y la acupuntura pueden ayudarlo a dejar de fumar.

  • Otros apoyos. Puede suscribirse para recibir mensajes de texto, crear un plan para dejar de fumar y usar más herramientas accediendo a Smokefree.gov o llamando al 800-QUIT-NOW (800-784-8669).

Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Robert Hurd MD
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 12/1/2019
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.