Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Instrucciones de alta: EPOC

Le diagnosticaron enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Este es el nombre que recibe un grupo de enfermedades que limitan el flujo de aire hacia los pulmones y desde ellos, lo cual dificulta mucho la respiración. Si tiene EPOC, es muy probable que presente infecciones pulmonares. La EPOC incluye bronquitis crónica y enfisema. Generalmente es consecuencia del consumo excesivo de cigarrillos durante un largo tiempo.

Cuidados en el hogar

Deje de fumar

  • Si fuma, busque ayuda para dejar de hacerlo. Es lo mejor que puede hacer para aliviar la EPOC y mejorar su estado de salud general.

  • Inscríbase en un programa para dejar de fumar. Los hay hasta por teléfono, mensaje de texto e Internet.

  • Consulte con su proveedor de atención médica sobre los medicamentos y otros métodos que lo ayudarán a dejar de fumar.

  • Pida a los miembros de su familia que también dejen de fumar.

  • No permita que fumen en su casa, en su automóvil ni cerca de usted.

  • No use cigarrillos electrónicos ni productos de vapeo, ya que producen efectos secundarios dañinos.

Protéjase de las infecciones

  • Lávese las manos a menudo. Haga todo lo posible por mantener las manos lejos de su rostro. La mayoría de los microbios llegan a la boca o la nariz a través de las manos.

  • Vacúnese contra la gripe todos los años. También consulte con su proveedor sobre la vacuna contra la neumonía.

  • Evite los lugares muy concurridos, especialmente en invierno, cuando hay más personas resfriadas o engripadas.

  • Para mantenerse saludable, haga ejercicio con frecuencia, siga una alimentación equilibrada y duerma lo suficiente. Es recomendable que haga lo siguiente:

    • Duerma alrededor de 8 horas todas las noches.

    • Trate de hacer ejercicio durante 30 minutos como mínimo la mayoría de los días.

    • Coma alimentos saludables, como frutas y verduras, granos 100 % integrales, carne y pescado magros y productos lácteos con poca grasa. Trate de mantenerse alejado de los alimentos que contengan gran cantidad de azúcar o grasa.

Seguir una alimentación saludable y equilibrada es importante para mantenerse lo más sano posible, al igual que intentar mantener su peso ideal. El sobrepeso o el peso insuficiente pueden afectar a su salud.

Tome los medicamentos y use oxigenoterapia.

Tome sus medicamentos exactamente según lo indicado. No omita ninguna dosis.

En cada cita médica, hable con su proveedor de atención médica sobre su capacidad para hacer lo siguiente:

  • Aplicar las técnicas correctas para el uso del inhalador.

  • Hacer frente a otras afecciones que tenga y sus tratamientos, así como la manera en que estas afectan a la EPOC.

Si usa oxígeno, asegúrese de hacerlo correctamente, tanto en cuanto a la cantidad como al tiempo.

  • Consulte a su proveedor de atención médica sobre la oxigenoterapia a largo plazo.

  • No permita que fumen en su casa, en su automóvil ni cerca de usted, especialmente si usa oxígeno.

Trate de evitar todo aquello que pueda afectarle la respiración. Evite la contaminación tanto en interiores como exteriores. La contaminación en interiores incluye la quema de madera, el humo de la estufa o la cocina y los combustibles de calefacción, entre otros. La contaminación en exteriores incluye el humo, el polvo, vapores, gases y otras sustancias químicas. También incluye climas fríos, nivel de humedad alto y alérgenos.

A menos que su proveedor le indique lo contrario, tome, por lo menos, 8 vasos de líquido por día para ayudar a reducir la mucosidad. Pregunte qué otras medidas pueden ser útiles.

Pida a su proveedor de atención médica o enfermero que le enseñe la respiración con los labios fruncidos para ayudarlo a disminuir la falta de aliento.

Maneje su estrés

El estrés puede empeorar la EPOC. Utilice el siguiente método para el manejo del estrés:

  • Busque un lugar tranquilo y siéntese o acuéstese en una posición cómoda.

  • Cierre los ojos y haga ejercicios de respiración durante varios minutos. Pídale a su proveedor o enfermero que le explique la mejor manera de respirar.

Hable con su proveedor de atención médica acerca la manera de manejarse en su entorno habitual.

Rehabilitación pulmonar

  • La rehabilitación pulmonar puede ayudarlo a sentirse mejor. Los programas comunitarios y en el hogar son tan útiles como los programas en hospitales, siempre que se organicen con la misma frecuencia y tengan la misma intensidad. Los programas estándar de rehabilitación pulmonar en el hogar ayudan a las personas con EPOC con sus problemas respiratorios. La rehabilitación pulmonar tradicional supervisada sigue siendo la mejor opción para las personas con EPOC. Estos programas incluyen ejercicios, técnicas de respiración, información sobre la EPOC, orientación y ayuda para fumadores.

  • Pregunte a su proveedor o en el hospital local sobre estos programas disponibles en su zona. Además, hable con su proveedor de atención médica sobre un programa de cuidado personal para ayudarlo a controlar los síntomas.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Más mucosidad

  • Mucosidad de color amarillento, verdoso, con sangre u olor desagradable

  • Fiebre o escalofríos

  • Tobillos hinchados

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Falta de aliento, silbidos al respirar o dificultades para respirar que no mejoran con el tratamiento

  • Opresión en el pecho que no disminuye con el medicamento habitual

  • Ritmo cardíaco irregular o sensación de que el corazón late aceleradamente

  • Dificultad para hablar

  • Sensación de aturdimiento o mareos

  • Sensación de muerte

  • Color azul, gris o morado en la piel

Revisor médico: Alan J Blaivas DO
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN CCRC
Revisor médico: Wanda Taylor RN PhD
Última revisión: 10/1/2018
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.