Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Instrucciones de alta para la bronquitis crónica

Le diagnosticaron bronquitis crónica. Con esta afección, tose o expectora mucosidad durante tres meses o más al año en un período de por lo menos dos años.

Cuidados en el hogar

Esto es lo que puede hacer para cuidarse en su casa: 

  • Si fuma, busque ayuda para dejar de hacerlo. Es lo mejor que puede hacer para aliviar la bronquitis y mejorar su salud general.

    • Pruebe con un programa para dejar de fumar. Los hay hasta por teléfono y en línea.

    • Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre medicamentos u otros métodos para dejar de fumar.

    • Pida a los miembros de su familia que también dejen de fumar.

    • No permita que fumen en su casa, en su automóvil ni cerca de usted.

    • No use cigarrillos electrónicos.

  • Protéjase de las infecciones.

    • Lávese las manos a menudo. Haga todo lo posible por mantener las manos lejos de su rostro. La mayoría de los gérmenes llegan a la boca o la nariz a través de las manos.

    • Pregunte a su proveedor de atención médica sobre la vacuna antigripal o contra la neumonía.

    • Evite los lugares muy concurridos, especialmente en invierno, cuando hay más personas resfriadas o engripadas.

    • Cuide su salud general. Eso significa:

      • Duerma aproximadamente ocho horas todas las noches.

      • Haga ejercicio durante 30 minutos casi todos los días.

      • Siga una dieta que incluya muchas frutas y verduras, granos integrales, carnes de res y pescado magras y productos lácteos con poca grasa. También es importante no consumir alimentos grasosos o que tengan mucha azúcar.

      • Limite la cantidad de alcohol que consume.

  • Tome los medicamentos exactamente como le indiquen. No omita ninguna dosis.

  • Consulte con su proveedor de atención médica sobre las formas de evitar el espesamiento de la mucosidad. Beber mucha agua ayuda.

  • Hable con su proveedor de atención médica sobre la oxigenoterapia a largo plazo.

  • Pida a su proveedor de atención médica o enfermero que le enseñe la respiración con los labios fruncidos para ayudarlo a disminuir la falta de aire.

  • Durante cada visita médica, hable con su proveedor de atención médica sobre su capacidad para hacer lo siguiente:

    • Manejarse en su entorno habitual.

    • Realizar correctamente las técnicas para el uso del inhalador (o los sistemas de administración del medicamento) y asegurarse de que usa las adecuadas.

    • Hacer frente a otras afecciones que pueda tener y saber manejar los medicamentos que toma para tratarlas y el efecto que pueden tener sobre el EPOC.

  • Averigüe sobre programas de rehabilitación pulmonar en su zona. Pregunte a su proveedor o en un hospital local. Además, hable con su proveedor de atención médica sobre un programa de cuidado personal para ayudarlo a controlar los síntomas.

Seguimiento

Asista a los controles con su proveedor de atención médica según le hayan indicado.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • tos;

  • más mucosidad;

  • mucosidad de color amarillento, verdoso, con sangre u olor desagradable;

  • fiebre;

  • escalofríos;

  • tobillos hinchados.

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • falta de aire, sibilancias o dificultades para respirar que no mejoran con el tratamiento;

  • opresión en el pecho que no disminuye con el medicamento habitual;

  • ritmo cardíaco irregular o sensación de que el corazón late aceleradamente;

  • dificultades para hablar;

  • sensación de aturdimiento o desmayos;

  • sensación de muerte;

  • color azul, gris o morado en la piel.

Revisor médico: Alan J Blaivas DO
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN CCRC
Revisor médico: Wanda Taylor RN PhD
Última revisión: 9/1/2018
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.