Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Histerosalpingografía (HSG)

La histerosalpingografía (HSG) es una prueba radiográfica que permite examinar el útero y las trompas de Falopio. Con frecuencia se usa para diagnosticar por qué no logra quedar embarazada.  La HSG se hace en un centro radiológico de un hospital o una clínica. Durante el procedimiento, un ginecólogo o un radiólogo (un médico especializado en el uso de radiografías) toma imágenes mientras un medio de contraste fluye desde el útero hasta las trompas de Falopio. El medio de contraste permite ver estos órganos en las radiografías. También puede ayudar a encontrar la causa de los problemas. En algunos casos, su proveedor de atención médica estará presente durante la prueba. La HSG suele tardar menos de 30 minutos. Normalmente, usted podrá reanudar su rutina diaria en poco tiempo.

How to say it

HIHS-tuh-roh-sal-ping-OH-gram

¿Por qué podría necesitar la HSG?

La HSG se usa para diagnosticar problemas en el útero y las trompas de Falopio. Por ejemplo:

  • Bloqueo o estrechamiento de las trompas de Falopio

  • Formación de tejido cicatricial en las trompas y en el útero

  • Anormalidades en el tamaño y la forma de las trompas y del útero

  • Masas en el útero

¿Cuáles son los riesgos?

Los problemas de la HSG son poco frecuentes, pero pueden ser los siguientes:

  • Infección

  • Sangrado

  • Reacción alérgica al medio de contraste

  • Daños al útero o a las trompas de Falopio (muy poco frecuente)

¿Cómo me preparo para una HSG?

El procedimiento se programará para poco después del final de su periodo menstrual. Esto ayuda a asegurarse de que usted no esté embarazada. Cuando programe su prueba, dígale a su proveedor de atención médica si tiene alergia al yodo, a los medios de contraste, a algún alimento o medicamento, a los tintes o a los conservantes. Le pedirán que firme un formulario de consentimiento y se recomienda que haga los preparativos necesarios para que alguien la lleve a casa después del procedimiento. En algunos casos, le darán antibióticos para que los tome antes y después de la prueba. Uno o dos días antes del examen, su proveedor de atención médica también podrá indicarle que:  

  • No tenga relaciones sexuales.

  • Deje de usar cremas u otros medicamentos vaginales.

  • No se haga duchas vaginales.

  • Tome medicamentos contra el dolor (sin receta) unas horas antes de la prueba.

No debería realizarse este procedimiento si tiene una afección inflamatoria activa. Avise a su médico o al técnico si tiene una infección pélvica crónica, una infección vaginal o una enfermedad de transmisión sexual no tratada en el momento del procedimiento. 

Durante la HSG

  • Le pedirán que se acueste en una mesa de radiografías con las rodillas dobladas, igual que para la prueba de Papanicolau.

  • Se introduce un instrumento llamado espéculo en la vagina para mantenerla abierta.

  • Es posible que le administren anestesia local en el cuello uterino. A continuación, le introducirán un catéter (un tubo delgado) en el cuello uterino y en el útero. En algunos casos, quizás haya que dilatar el cuello uterino de antemano para ensanchar su abertura.

  • El radiólogo le ubicará el aparato de radiografía sobre el abdomen. Luego, le inyectarán medio de contraste a través del catéter.

  • Es posible que el medio de produzca algo de cólicos y dolor al estirar el útero y las trompas.

  • Mientras fluye a través del útero y de las trompas, le toman radiografías que pueden verse en un monitor. Quizás usted pueda observar el avance del medio de contraste en el monitor. Es posible que le indiquen que cambie de posición.

  • Es normal que parte del medio de contraste se derrame fuera de las trompas y sea absorbido por el cuerpo. El resto puede expulsarse más tarde como secreción vaginal.

¿Qué ocurre después de la HSG?

  • Si se siente aturdida o mareada, puede quedarse descansando en la mesa de examen hasta que se sienta bien como para vestirse.

  • Es probable que tenga una secreción vaginal espesa mientras el medio de contraste esté saliendo del útero. Utilice toallas sanitarias, no tampones, hasta que haya terminado de salir todo.

  • Es posible que sienta cólicos durante algunas horas. Normalmente esto puede aliviarse con medicamentos analgésicos de venta libre.

  • Es posible que le indiquen que no tenga relaciones sexuales ni se haga duchas vaginales durante un día o dos.

Una vez que el radiólogo haya examinado las radiografías, su proveedor de atención médica hablará con usted acerca de los resultados de su HSG. Esto puede ocurrir más tarde el mismo día o durante una visita de control. En algunos casos, es posible que se necesiten pruebas adicionales para examinar en más detalle sus órganos reproductores. Su proveedor de atención médica también podría recomendarle medicamentos o cirugía para corregir su problema.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica  

Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor pélvico intenso o que empeora

  • Sangrado vaginal abundante (que empapa más de una toalla sanitaria cada 2 horas)

  • Vómitos

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) que dura de 24 a 48 horas, o lo que le indique el proveedor

  • Secreción vaginal maloliente o fuera de lo común

Revisor médico: Kenny Turley PA-C
Revisor médico: Louise Cunningham RN BSN
Revisor médico: Neil Grossman MD
Última revisión: 5/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.