Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

La respuesta del cuerpo a la ansiedad

Contorno de una cabeza que muestra el cerebro en el interior. Sobre el cerebro está escrita la palabra “Peligro”. Las flechas muestran cómo se desarrolla una respuesta de ansiedad: el cerebro percibe la amenaza, el cerebro alerta al cuerpo, el cuerpo reacciona con síntomas físicos y emocionales.

La ansiedad normal es parte del sistema de defensa natural del cuerpo. Es una alerta de que estamos ante una amenaza desconocida, poco precisa o que proviene de nuestros propios miedos internos. Mientras usted está en este estado, sus sentimientos pueden ir de una sensación imprecisa de preocupación a sensaciones físicas tales como latidos fuertes y rápidos. Estos sentimientos inducen a reaccionar al peligro. Una respuesta de ansiedad es normal en muchas situaciones; sin embargo, si existe un trastorno de ansiedad, puede producirse la misma respuesta en momentos inadecuados.

La ansiedad puede ser útil

La ansiedad normal es una señal del cerebro. Nos advierte de una amenaza. Es una respuesta normal para ayudarnos a prevenir un peligro o a disminuir los malos efectos de algo que no podemos controlar. Por ejemplo, la ansiedad es una respuesta normal a situaciones que podrían dañar su cuerpo, separarlo de un ser querido o hacerle perder su trabajo. Los síntomas de ansiedad pueden ser físicos y mentales.

¿Qué se siente?

Las personas con ansiedad pueden tener lo siguiente:

  • Mareos

  • Dolor o tensión en los músculos

  • Agitación

  • Insomnio

  • Problemas de concentración

  • Ritmo cardíaco acelerado

  • Respiración acelerada

  • Temblores

  • Dolor de estómago

  • Diarrea

  • Falta de energía

  • Sudor

  • Manos frías y sudorosas

  • Dolor en el pecho

  • Boca seca

La ansiedad también puede ser problemática

Puede convertirse en un problema cuando se vuelve difícil de controlar, ocurre por meses e interfiere con partes importantes de su vida. Si tiene un trastorno de ansiedad, el cuerpo responde de la manera descrita anteriormente pero de forma inapropiada. La respuesta que tenga una persona depende del trastorno de ansiedad que la afecta. En algunos trastornos, la ansiedad es enormemente desproporcionada respecto de la amenaza que la desencadena. En otros, la ansiedad puede aparecer incluso cuando no existe ninguna amenaza ni desencadenante directos.

¿A quiénes afecta?

Algunas personas son más propensas a tener ansiedad por más tiempo que otras. Esta afección suele ser hereditaria. Afecta más a los jóvenes que a las personas de mayor edad, y más a las mueres que a los hombres. Sin embargo, no existe una edad, raza o sexo que sea inmune a los problemas de ansiedad.

La ansiedad se puede tratar

Lo bueno es que la ansiedad que le está afectando la vida se puede tratar. Consulte con su proveedor de atención médica y descarte cualquier problema físico que pudiera estar causando los síntomas de ansiedad. Si se diagnostica un trastorno de ansiedad, busque atención de salud mental. Esta es una enfermedad y puede responder al tratamiento. La mayoría de los tipos de trastornos de ansiedad responde a la terapia conversacional y a los medicamentos. Con la ayuda de su médico u otro proveedor de atención médica, usted puede desarrollar habilidades que lo ayudarán a hacer frente a la ansiedad; además, puede obtener la perspectiva necesaria para superar sus temores. Encontrará buenos recursos de apoyo u orientación en un hospital local, un centro de salud mental o un programa de asistencia a los empleados.

Cómo lidiar con la ansiedad

Estas son algunas cosas que puede hacer para sobrellevar la ansiedad:

  • Haga lo que pueda. Tenga presente que no puede controlar todo. Cambie lo que pueda y deje que lo demás siga su curso.

  • Haga actividad física. Es una excelente manera de aliviar la tensión y ayudar a que su cuerpo se relaje.

  • Evite la cafeína y la nicotina. Pueden empeorar los síntomas de la ansiedad.

  • Debe estar sobrio. Evite el alcohol y los medicamentos no recetados. A la larga solo empeorarán su situación.

  • Obtenga más información sobre los trastornos de ansiedad. Mantenga un registro de los recursos útiles en línea y los libros que puede usar durante los períodos estresantes.

  • Intente controlar el estrés. Pruebe métodos como la meditación.

  • Hable con otras personas. Considere unirse a un grupo de apoyo en línea o en persona.

  • Consiga ayuda. Si no puede controlar o aliviar los síntomas con los métodos mencionados, busque servicios profesionales de salud mental.

Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Paul Ballas MD
Última revisión: 4/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.