Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Cómo usar diluyentes de la sangre (anticoagulantes)

Los medicamentos diluyentes de la sangre ayudan a prevenir la formación de coágulos en la sangre. También se llaman anticoagulantes. Algunos de estos medicamentos son los siguientes:

  • Warfarina

  • Heparina

  • Dabigatrán

  • Rivaroxabán

  • Apixabán

  • Edoxabán

  • Betrixabán

Su proveedor de atención médica le dirá qué medicamento es más adecuado para usted.

Flebotomista sacándole sangre a una mujer.

Antes de que su sangre se diluya

Antes de comenzar a tomar su medicamento, informe a su proveedor de atención médica si sufre alguna de las siguientes condiciones:

  • Úlcera de estómago (ahora o en el pasado)

  • Vómitos con sangre

  • Sangre en las heces (de color negro o rojo)

  • Aneurisma

  • Pericarditis

  • Derrame pericárdico

  • Trastorno de la sangre

  • Cirugía reciente

  • Accidente cerebrovascular o miniaccidente cardiovascular (llamado AIT, accidente isquémico transitorio)

  • Punción en la médula espinal

  • Enfermedad renal o hepática

  • Presión arterial alta no controlada

  • Diabetes

  • Vasculitis

También dígale a su proveedor de atención médica si algo de lo siguiente se aplica a su caso:

  • Es menor de 18 años de edad.

  • Le han realizado recientemente un procedimiento odontológico o está planificado que se lo realicen en un futuro.

  • Está embarazada o amantando.

Esta lista puede no incluir todas las condiciones que pueden afectar el desempeño de su medicamento. Hable con su proveedor de atención médica y farmacéutico.

Medicamentos que interactúan con los diluyentes de la sangre

Muchos medicamentos afectan el desempeño de los diluyentes de la sangre. Antes de tomar un diluyente para la sangre, informe al proveedor de atención médica todos los medicamentos y suplementos que toma. Esto incluye los medicamentos con receta y los de venta libre, vitaminas o hierbas. Avise a su proveedor de atención médica si toma consume alguno de los siguientes productos:

  • Medicamentos antibióticos.

  • Medicamentos para el corazón.

  • Cimetidina.

  • Aspirina u otros medicamentos antinflamatorios, tales como ibuprofeno, naproxeno, ketoprofeno u otros medicamentos para la artritis.

  • Medicamentos antidepresivos, para tratamiento del cáncer, el VIH (inhibidores de la proteasa), la diabetes, las convulsiones, la gota o el colesterol alto, o medicamentos para las tiroides.

  • Multivitamínicos que contengan vitamina K.

  • Productos a base de hierbas, tales como el ginkgo, Co-Q10, ajo o la hierba de San Juan.

Esta lista puede no incluir todos los medicamentos y suplementos que pueden afectar el desempeño de su medicamento. Hable con su proveedor de atención médica y farmacéutico.

Cómo tomar un diluyente de la sangre de manera segura

Cuando tome un anticoagulante, deberá ser cuidadoso por su seguridad. Si toma demasiado anticoagulante, estará en riesgo de tener hemorragias (sangrado). Si toma muy poco anticoagulante, estará en riesgo de tener un accidente cerebrovascular. Siga estas pautas. Además, siga todas las que le haya dado su proveedor de atención médica.

  • Haga los análisis de sangre según le indiquen. La warfarina requiere de un análisis regular al menos una vez al mes, mientras que otros medicamentos no.

  • Asegúrese de informar a su proveedor de atención médica acerca de todos los medicamentos que usa. Incluya los medicamentos de venta libre, las vitaminas y las hierbas medicinales. No ingiera ningún medicamento que su proveedor de atención médica desconozca, incluidos los medicamentos de venta libre. Algunos medicamentos pueden afectar la forma en la que funcionan ciertos diluyentes de la sangre. Esto puede causarle graves problemas.

  • Informe a todos sus proveedores de atención médica que toma diluyentes de la sangre. Esto incluye su dentista, quiropráctico, enfermeros y otros médicos.

  • Lleve una tarjeta de identificación médica o un brazalete de alerta médica que diga que usted usa diluyentes de la sangre.

  • Antes de tomar una aspirina, consulte a su proveedor de atención médica. La aspirina puede aumentar significativamente su riesgo de sangrado.

Los diluyentes de la sangre hacen que el sangrado sea más difícil de detener. Incluso una pequeña lesión podría provocar un sangrado excesivo. Una lesión puede causar una hemorragia dentro del cuerpo sin que usted lo sepa. Para protegerse:

  • Evite las actividades que puedan provocarle alguna lesión.

  • Use un cepillo de dientes de cerdas suaves e hilo dental encerado.

  • Use una rasuradora eléctrica en lugar de una hoja de afeitar.

  • No camine descalzo.

  • No se corte los callos usted mismo.

Información importante de seguridad

Cuando tome un diluyente de la sangre, deberá ser cuidadoso por su seguridad. En todo momento:

  • Tómelo exactamente según le hayan indicado. Asegúrese de seguir las instrucciones de su proveedor de atención médica. Los diluyentes de la sangre pueden ser peligrosos si no se toman adecuadamente. Los diluyentes de la sangre reducen las probabilidades de que se formen coágulos sanguíneos. Si toma demasiada cantidad, puede provocar una hemorragia interna o externa.

  • Tómelos a la misma hora todos los días. Tómelos con un vaso lleno de agua, junto con la comida o no. Si se saltea una dosis, llame a su proveedor de atención médica de inmediato para ver cuánto debe tomar. No tome una dosis doble.

  • Hágase los análisis de sangre de forma regular. Quizás deba hacerse análisis de sangre en forma regular mientras esté tomando diluyentes de la sangre. Estos análisis incluyen análisis de sangre para comprobar su índice internacional normalizado (INR, por sus siglas en inglés) y su tiempo de protrombina (PT, por sus siglas en inglés). Estos análisis muestran la rapidez con la que se coagula su sangre. También le harán periódicamente un análisis de sangre completo (CBC, por sus siglas en inglés). Esto se realiza para ver cómo está su sangre y su nivel de plaquetas. Es importante vigilar ambos valores si está tomando warfarina. Pregúntele a su proveedor de atención médica si debe evitar también las áreas de gran altitud. También puede averiguar si puede hacerse los análisis de sangre en casa. Pregúntele a su proveedor con qué frecuencia debe realizarse los análisis de sangre para el diluyente de la sangre que está tomando.

  • Infórmele a su proveedor de atención médica sobre los cambios en sus medicamentos.  Algunos medicamentos pueden afectar sus niveles de INR y PT. Esto incluye los medicamentos de venta libre, los suplementos tal como la vitamina K y las hierbas medicinales.

  • Intente mantener la misma dieta. Lo que come también puede afectar sus niveles de INR y TP. Por lo tanto, intente seguir una dieta estable. Es importante comer la misma cantidad de alimentos con alto contenido de vitamina K. Hable con su proveedor de atención médica antes de realizar algún cambio en su dieta.

  • Tenga cuidado de no lastimarse. Recuerde que la warfarina aumenta su riesgo de tener hemorragias. Si tiene una lesión grave y está preocupado por una hemorragia interna o externa, llame a su proveedor.

Diluyentes de la sangre: Hacerse los análisis de sangre de forma regular

Le realizarán 2 análisis para ver cómo coagula su sangre. A uno se lo llama tiempo de protrombina (PT). El otro es el índice internacional normalizado (INR).

  • Hágase los análisis de sangre con la frecuencia que le indicaron.

  • Programe visitas de control con su proveedor de atención médica según le hayan indicado. Los resultados pueden demorar un par de horas. Llame para conocer los resultados de su análisis. Pregúntele también si debe efectuar cambios en su dosis o dieta.

  • Si sus análisis de sangre se realizan fuera del consultorio de su proveedor de atención médica, llámelo apenas tenga los resultados.

Mi próximo análisis de sangre para medir mi PT/INR es el ___________ (fecha) a las ___________ (hora), y lo realizará ___________ (nombre del médico o la clínica).

El nombre del proveedor de atención médica que supervisa su tratamiento anticoagulante es __________________________. El número de teléfono es ________________.

Preste atención a lo que come

La vitamina K es un nutriente que se encuentra en ciertos alimentos. La vitamina K ayuda a coagular la sangre. Por eso, tiene que vigilar cuánto come de los alimentos que contienen vitamina K. Estos alimentos afectan la manera en la que funciona su diluyente de la sangre.

  • Trate de que su dieta sea relativamente la misma todos los días. Si cambia su dieta por la razón que fuese, por ejemplo, debido a una enfermedad o para bajar de peso, notifique a su proveedor de atención médica.

  • Coma la misma cantidad de alimentos con alto contenido de vitamina K todos los días. Estos incluyen espárragos, palta, brócoli, repollo, col rizada, espinaca y otros tipos de vegetales verdes.

  • Limite la ingesta de aceites con alto contenido en vitamina K de 2 a 4 cucharadas por día. Esto incluye aceites tales como el de soja, canola y oliva.

  • Pregunte a su proveedor de atención médica si debería evitar beber alcohol mientras esté tomando un anticoagulante.

  • No beba los tés que contienen meliloto (trébol dulce) o aspérula (asperilla) ni frijoles tonka.

  • Hable con su proveedor de atención médica y el farmacéutico sobre alimentos o ingredientes que pueden afectar los niveles del diluyente de la sangre. Entre estos están el jugo de toronja, los arándanos y el jugo de arándanos, el aceite de pescado, el ajo, el jengibre, el regaliz, la cúrcuma, los tés de hierbas y los suplementos dietarios.

Esta lista puede no incluir todos los alimentos e ingredientes que pueden afectar el desempeño de su medicamento. Hable con su proveedor de atención médica y farmacéutico.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Hemorragia que no se detiene al cabo de 10 minutos

  • Un período menstrual abundante o sangrado entre período y período

  • Tos o vómitos con sangre

  • Diarrea con sangre

  • Sangrado de hemorroides

  • Orina de color oscuro

  • Heces negras

  • Marcas rojizas o negras y azuladas en la piel, que se vuelven más grandes

  • Mareos

  • Dolor en el pecho

  • Dificultad para respirar

  • Erupción cutánea (sarpullido)

  • Picazón

  • Hinchazón

  • Dificultad para tragar

Revisor médico: Anne Fetterman RN BSN
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Steven Kang MD
Última revisión: 1/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.