Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Pielografía descendente

¿Qué es una pielografía descendente?

Una pielografía descendente es un estudio de diagnóstico por imágenes (imagenológico) para detectar bloqueos (obstrucciones) en las vías urinarias superiores. Sus vías urinarias incluyen los riñones, los uréteres y la vejiga. Los uréteres son los conductos angostos que llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga. 

Durante el estudio, el radiólogo inyecta una tintura de contraste usando una aguja que se hace entrar por el costado de su espalda. La zona se limpiará con material estéril y usted recibirá anestesia local. El radiólogo usa imágenes de rayos X para observar la tintura de contraste a medida que avanza del riñón al uréter y luego a la vejiga.

Las radiografías usan una cantidad pequeña de radiación para crear imágenes de sus huesos y órganos internos. Una pielografía descendente es un tipo de radiografía.

También se puede usar una fluoroscopia durante esta prueba. Es como una “película” de rayos X. El radiólogo también puede usar una ecografía (ultrasonido) para guiar la colocación de la aguja. Estas pruebas pueden ayudar al radiólogo a ubicar los riñones y los uréteres.

¿Por qué podría necesitar una pielografía descendente?

Es posible que la necesite si otros estudios imagenológicos no le dan a su proveedor de atención médica primaria suficiente información para hacer un diagnóstico. Es posible que le hayan hecho una pielografía ascendente, que es una prueba similar que estudia los riñones y los uréteres. O tal vez le hayan hecho una pielografía intravenosa. Para realizar ese estudio, se inyectó una tintura de contraste en una vena en vez de en su riñón o uréter.

Una peilografía descendente puede encontrar un bloqueo en el tracto urinario causado por:

  • Estrechamiento del uréter (estenosis)

  • Cálculos renales

  • Coágulo sanguíneo

  • Tumor

El radiólogo puede encontrar el bloqueo observando las imágenes de rayos X. La tintura de contraste no podrá avanzar o puede tardar en pasar por el riñón si usted tiene un bloqueo.

También es posible que necesite esta prueba para evaluar los riñones o uréteres antes o después de una cirugía. Si usted tiene un bloqueo, el cirujano puede usar un tubo especial (stent ureteral) para que la orina pase alrededor del bloqueo o puede colocar un tubo en un riñón (catéter de nefrostomía) para aliviar la obstrucción.

Es posible que su proveedor de atención médica tenga otras razones para recomendar una pielografía descendente.

¿Cuáles son los riesgos de una pielografía descendente?

Es posible que desee preguntarle a su proveedor de atención médica sobre la cantidad de radiación que se utiliza durante la prueba. Pregunte también sobre sus riesgos personales.

Considere anotar todas las radiografías que le toman, incluso las gammagrafías anteriores y las radiografías que se haya tomado por otras razones de salud. Muestre esa lista a su proveedor. Los riesgos de exposición a la radiación pueden estar relacionados con la cantidad de radiografías y tratamientos radiográficos que usted se haga en el transcurso del tiempo.

Avise a su proveedor de atención médica si usted:

  • Está embarazada o cree que puede estarlo. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar defectos de nacimiento.

  • Avise a su proveedor de atención médica si es alérgico o sensible a cualquier medicamento, tintura de contraste o al yodo. Si se utiliza una tintura de contraste, existe riesgo de una reacción alérgica a ese material.

  • Tiene insuficiencia renal u otros problemas de riñón. En algunos casos, la tintura de contraste puede causar insuficiencia renal. Usted tiene un riesgo más alto si toma ciertos medicamentos para la diabetes.

Las posibles complicaciones de una pielografía descendente incluyen:

  • Sangrado

  • Sepsis

  • Formación de un quiste lleno de orina (urinoma)

  • Coágulos de sangre en el tubo de nefrostomía o coágulos en la vejiga.

Es posible que usted no pueda hacerse esta prueba si tiene un trastorno de coagulación de la sangre:

Es posible que existan otros riesgos según su afección específica. Recuerde hablar con su proveedor sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una pielografía descendente?

  • Su proveedor de atención médica le explicará el procedimiento. Hágale todas las preguntas que tenga sobre el procedimiento.

  • Quizás le pidan que firme un formulario de consentimiento para autorizar el procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.

  • Le pedirán que no coma ni beba líquidos (ayunar) antes del estudio. Su proveedor de atención médica le dirá por cuánto tiempo debe ayunar. Podrían ser varias horas o desde la noche anterior.

  • Informe a su proveedor si está o cree que puede estar embarazada.

  • Avise a su proveedor de atención médica si es alérgico a la tintura de contraste o al yodo.

  • Infórmele también si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a medicamentos anestésicos (locales o generales).

  • Dígale todos los medicamentos que está tomando. Esto incluye los medicamentos recetados, de venta libre y los suplementos de hierbas.

  • Dígale a su proveedor de atención médica si tiene algún trastorno de sangrado. Dígale también si está tomando algún medicamento diluyente de la sangre (anticoagulante), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizá deba dejar de tomarlos antes de la prueba.

  • Es posible que le den un medicamento para ayudarle a relajarse (sedantes) durante el estudio. Necesitará que alguien lo lleve de regreso a casa en automóvil.

  • Es posible que le den antibióticos antes y después de la prueba.

  • Siga todas las otras instrucciones que le dé su proveedor para prepararse.

¿Qué sucede durante una pielografía descendente?

Es posible que le hagan este estudio en forma ambulatoria o durante su internación en un hospital. El modo en que se hace la prueba puede variar según su afección y la forma de trabajo de su proveedor de atención médica.

En general, una pielografía descendente sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite toda la ropa, las alhajas u otros objetos que puedan dificultar la prueba.

  2. Es posible que le pidan que se quite la ropa. En ese caso, le darán una bata para ponerse.

  3. Probablemente le coloquen una línea intravenosa (IV) en su brazo o su mano.

  4. Le pedirán que se acueste boca abajo en la mesa de radiografías. El técnico o la enfermera especializados en radiología limpiarán una zona de la piel en la parte baja de su espalda (lumbar) con yodo. Eso esterilizará la zona. Se colocarán paños de tela esterilizados alrededor.

  5. El radiólogo inyectará anestesia local para adormecer la zona. Usando ultrasonido o una fluoroscopia, el radiólogo llevará la aguja hasta dentro de la pelvis renal e inyectará la tintura de contraste. Es posible que sienta una molestia leve durante la inyección de anestesia local. También es posible que tenga una sensación breve de calor provocada por la tintura de contraste.

  6. El radiólogo tomará una serie de radiografías a medida que la tintura recorra los uréteres.

  7. Una vez que se haya insertado la aguja, el radiólogo puede colocar un alambre delgado a través de la aguja. Esto le permitirá colocar un tubo delgado (catéter), un tubo de nefrostomía u otros dispositivos que necesite.

  8. El radiólogo quitará la aguja si usted no necesita un tubo de nefrostomía.

  9. Luego colocará un vendaje o apósito estéril en el lugar.

¿Qué sucede después de una pielografía descendente?

Después del procedimiento, lo trasladarán a la sala de recuperación. El personal médico vigilará su presión arterial, su pulso y su respiración. Una vez que usted esté alerta, lo llevarán a su cuarto de hospital o le darán el alta para volver a su casa.

Su orina se observará atentamente para saber cuánta está produciendo y si aparece algún coágulo de sangre allí. Su orina puede ponerse roja con solo una cantidad pequeña de sangre. Esto se considera normal. Es posible que le pidan que esté atento a su producción de orina durante más o menos un día una vez que vuelva a su casa.

Es posible que sienta dolor al orinar. Tome un calmante para el dolor (analgésico) de acuerdo con las recomendaciones de su proveedor de atención médica. Tome únicamente medicamentos que le haya indicado su proveedor. La aspirina y ciertos otros analgésicos pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si se presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre o escalofríos

  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la zona de inserción

  • Dolor cada vez más fuerte alrededor del lugar de la inserción

  • Más sangre en su orina

  • Dificultades para orinar

Tal vez su proveedor de atención médica le dé otras instrucciones según su situación.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.

  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.

  • Qué resultados esperar y qué significan.

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.

  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.

  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.

  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.

  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.

  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.

  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.

  • A quién llamar después de la prueba o el procedimiento si tiene preguntas o problemas.

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN CCRC
Revisor médico: Kenny Turley PA-C
Revisor médico: Neil Grossman MD
Última revisión: 3/1/2019
© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.